Acuacultura de pulpos: ¿no ético o la próxima gran cosa?

Bonnie Waycott

Los investigadores se preguntan si cultivar los cefalópodos inteligentes podría satisfacer la demanda, o la crearía

pulpos
Un equipo de científicos recientemente defendió su oposición al cultivo de pulpos, pero otros creen en su potencial. Foto de Peter Godfrey-Smith, Universidad de Sydney.

Impulsada por el aumento de los ingresos disponibles y la evolución de las preferencias de sabor de los consumidores, la demanda de carne exótica, como el pulpo, está en aumento.

Pero la pregunta que persigue la cría de pulpo no es cómo se puede cultivar, sino siuna especie de cefalópodo inteligente debe criarse en condiciones artificiales. En 2017, el Instituto Oceanográfico Español (IEO) desarrolló un método de cultivo de Octopus vulgaris que produce paralarvas con una tasa de supervivencia del 50 por ciento.

O. vulgaris tiene un enorme potencial ya que una hembra produce hasta 500,000 huevos,” dijo el Dr. Pedro Domingues del IEO. “Al menos 80 por ciento de eclosión y el crecimiento es rápido durante las etapas de paralarvas, juveniles y adultas.”

El método de cultivo de IEO ahora se ha transferido a un centro privado de investigación acuícola en España. El Sr. Ricardo Tur cultiva pulpo en el departamento de investigación del Pescanova Biomarine Center.

“La producción de O. vulgaris se encuentra en la etapa de investigación, pero nuestro objetivo es aumentar la producción en el futuro,” dijo. “Esto conducirá a la creación de empleos, la apertura de nuevas empresas locales, nacionales e internacionales, mercados de alimentos y productos con proteínas animales de alta calidad.”

El cultivo de pulpo también aborda cuestiones como la captura incidental y los descartes en la pesca, continuó Tur.

“El pulpo come una gran variedad de cosas, por lo que el uso de los descartes pesqueros como alimento tiene un gran potencial,” dijo. “Estos productos también se pueden utilizar para desarrollar alimentos artificiales, lo que actualmente realizan nuestros grupos de investigación en México y España.”

En países con economías emergentes, el pulpo es un recurso importante. En México, la especie apoya a las comunidades pesqueras a lo largo de la península de Yucatán, donde aproximadamente 17,000 familias dependen de la pesca de pulpo. Pero es probable que la acuacultura se vuelva cada vez más importante.

Al compartir un análisis de 2011 con The Advocate, el Dr. Carlos Rosas-Vázquez, de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que a medida que aumenta la temperatura del mar, es probable que la ecología de la península de Yucatán cambie y afecte a las poblaciones de pulpo. En tales condiciones, una de las alternativas para el apoyo económico de las costas mexicanas es la acuacultura.

“El cultivo del pulpo en México ha sido concebido como una alternativa productiva que contribuye a la economía de las poblaciones costeras, especialmente a grupos de mujeres vulnerables o pescadores retirados cuyas posibilidades económicas son limitadas,” dijo.

“El objetivo principal ha sido cultivar animales relativamente pequeños, hasta 250 gramos, en una escala familiar de producción, manteniendo animales en bajas densidades que ingresan al mercado gourmet en un esquema de comercio justo en el que los productores venden directamente a los consumidores (restaurantes).”

En este sistema, los desechos pesqueros se utilizan como fuente de alimento, lo que reduce los posibles impactos de la explotación de animales marinos para producir un alimento de lujo, explicó Rosas-Vázquez.

“Hoy existe una cooperativa de mujeres y pescadores jubilados capacitados para cultivar pulpo para el mercado gourmet,” agregó. “Se espera que, si tiene éxito, el cultivo de pulpo se extienda a lo largo de la península de Yucatán, contribuyendo a las economías locales, mejorando los medios de vida de las poblaciones vulnerables y protegiendo el pulpo al reducir la presión de pesca.”

El cultivo de pulpo puede ser técnicamente factible, pero un grupo de investigadores advierte sobre los graves impactos que podría tener sobre el bienestar animal y el medio ambiente. Un artículo de 2014 impulsó a la profesora Jennifer Jacquet de la Universidad de Nueva York a adoptar una postura proactiva. Junto con los profesores Peter Godfrey-Smith de la Universidad de Sydney, Becca Franks de la Universidad de Nueva York y el Dr. Walter Sánchez-Suárez de la Universidad de Sussex, Jacquet publicó un artículo en la revista Issues in Science and Technology, que dice que la cría en masa de las criaturas altamente inteligentes como el pulpo están injustificadas ecológica y éticamente.

“Vimos el cultivo de pulpo en el horizonte y pensamos que sería prudente abordarlo en su fase naciente,” dijo Jacquet. “Al preparar nuestro trabajo, consideramos las dimensiones éticas de los impactos ambientales y, en la medida de lo posible, los impactos en el pulpo individual.”

pulpos
Las poblaciones de pulpos silvestres están disminuyendo en medio de la creciente demanda de la especie en las naciones afluentes. Foto de Peter Godfrey-Smith, Universidad de Sydney.

Los investigadores argumentan que debido a que los pulpos son carnívoros, cultivarlos y alimentarlos en cautiverio requeriría grandes cantidades de peces y mariscos como alimento, lo que ejerce aún más presión sobre las especies silvestres, cuyo número ya está disminuyendo. Agregaron que debido a su inteligencia, el pulpo busca continuamente oportunidades para explorar o controlar su entorno, por lo que cultivarlos en espacios estrechamente controlados no ofrecería posibilidades de estimulación o enriquecimiento.

“Pondría una presión adicional sobre los animales acuáticos silvestres que tendríamos que atrapar para alimentar a los pulpos y someter a un animal muy inteligente y curioso a una vida de producción en masa, incluido el aislamiento, el aburrimiento y el sufrimiento,” dijo Jacquet.

Los incentivos financieros también están detrás del cultivo de pulpo, ya que el número de pulpos en la naturaleza continúa disminuyendo y la creciente demanda de la especie en las naciones afluentes aumenta la investigación y la inversión. Pero Jacquet se pregunta si satisfacer la demanda es una razón suficiente para la práctica.

“Reto esa noción,” dijo. “Se trata de crear demanda, no satisfacerla, pero hay mercados abiertos a la compra de pulpo de cultivo, y sí, el cultivo de pulpo también crearía empleos, pero ¿a qué mayores costos? La creación de empleo no debería ser la justificación principal de una actividad. Tenemos que preguntarnos si el cultivo de pulpo es lo correcto.”

Jacquet espera que su trabajo genere más discusión en la acuacultura, como abordar los impactos ambientales y comprender que las preocupaciones sobre el bienestar animal solo continuarán creciendo. También cree que la acuacultura debería centrarse en especies como los mariscos, que son mejores en términos de impacto ambiental y bienestar.

“Es difícil para cualquier industria hacer esto, pero un poco de autorreflexión sería bueno e incluso posible, dado lo nueva que es una gran cantidad de la acuacultura,” dijo. “La sociedad, incluida la industria, podría discutir cómo debería ser la acuacultura en el futuro y las formas de hacerla sostenible y ética.”

Las dietas basadas en plantas que minimizan el impacto económico, los impactos en el bienestar animal y mejoran la seguridad alimentaria global son una forma de que los gobiernos, las empresas privadas o las instituciones académicas logren una forma más sostenible de producción de alimentos, continuó.

“Hay preocupaciones éticas sobre el cultivo de pulpo,” dijo Rosas-Vázquez. “Pero también hay poca conciencia de los sistemas de cultivo y de quienes cultivan pulpo. Su cultivo, al menos en México, pretende ser a escala familiar que permita a las personas mejorar sus niveles de vida. El cultivo de pulpo puede alcanzar los estándares de bienestar de la especie en un entorno ecológico y económicamente viable.”

Siga al Advocate en Twitter @GAA_Advocate


Ahora que Ud. ha terminado de leer el artículo ...

… esperamos que considere apoyar nuestra misión de documentar la evolución de la industria de acuícola global y compartir nuestra vasta red de conocimiento en expansión de los contribuyentes cada semana.

Al convertirse en miembro de la Global Aquaculture Alliance, se asegura de que todo el trabajo pre-competitivo que realizamos a través de los beneficios, recursos y eventos de los miembros (la Academia, The Advocate, GAA Films, GOAL, MyGAA) pueda continuar. Una membresía individual cuesta solo $ 50 al año.

Apoye a la GAA y hágase miembro

  • Bonnie Waycott

    Bonnie Waycott

    Bonnie Waycott es una escritora independiente especializada en el desarrollo de la acuacultura y la gestión de la pesca, con un enfoque particular en Japón. Tiene un gran interés en la recuperación de la acuacultura en Tohoku, luego del Gran Terremoto y Tsunami del Este de Japón de marzo de 2011.