News features and technical articles about the evolution of aquaculture, one of the world’s fastest growing industries.

Opinión: El camino adelante para la acuacultura es abrazar la gestión zonal

Anton Immink

La certificación reconoce la producción responsable, pero falla en tener en cuenta patógenos externos, contaminación

gestión zonal
Una visión general de estanques acuícolas en cercana proximidad unos de otros. La gestión zonal requiere que la industria reconozca explícitamente que una granja de mariscos puede tener un impacto adverso en otra. Foto de Jack Morales, cortesía de Sustainable Fisheries Partnership.

 

En comparación con la rica historia de las pesquerías, el cultivo de mariscos sigue siendo una nueva industria que ha experimentado muchos dolores de crecimiento. Los operadores acuícolas han aprendido lecciones duras, desde fluctuaciones del mercado hasta brotes de enfermedades catastróficas. Sin embargo, la industria ha emergido de este proceso como un productor altamente eficiente de proteínas y una fuente importante de nutrición; los hombres y las mujeres que hicieron que todo esto sucediera deben tener orgullo de este progreso.

Ahora, es hora de discutir el paso siguiente que la industria acuícola debe tomar en el viaje hacia el cultivo sostenible de productos de mar. El reto por delante requiere que los proveedores piensen fuera de sus zonas de confort, pero es vital para lograr una acuacultura verdaderamente sostenible.

Este próximo paso – un concepto conocido como gestión zonal – requiere que la industria reconozca explícitamente que una granja de productos de mar puede tener un impacto adverso en otra granja si están en una proximidad suficiente entre sí o conectadas a través de cadenas de suministro compartidas. La descarga de una granja puede contaminar el agua que necesita otra y las enfermedades pueden propagarse sin control. Este problema puede afectar a cualquier tipo de granja en cualquier parte del mundo, ya sean granjas de pangasius a lo largo del río Mekong en Vietnam, jaulas de salmones en la costa de Chile o granjas de camarón en la India.

La idea de que la salud e inocuidad de las granjas están interconectadas no es nueva – muchos de los productores de salmón están conscientes de los daños potenciales que pueden producirse, y muchas empresas han estado imponiendo sus propios estándares de espaciamiento de las jaulas durante años.

Eso un gran comienzo, pero no es suficiente. Debemos redefinir completamente nuestra definición de acuacultura “sostenible” para incluir medidas de manejo zonal.

Los riesgos derivados de las enfermedades y la contaminación pueden reducirse drásticamente mediante la adopción de estrategias que van más allá del nivel de la granja y abordan los riesgos en toda una zona de producción.

Nuestros esfuerzos actuales en torno a la mejora se centran mucho al nivel de la granja a través de la certificación; pero una granja bien administrada no está protegida de las enfermedades o de la contaminación del agua de otra granja cercana. La certificación de las granjas a un estándar creíble – como las Mejores Prácticas Acuícolas (BAP) de la Global Aquaculture Alliance, GlobalGAP o el Aquaculture Stewardship Council (ASC)) – es algo que merece la pena tener, pero necesita combinarse con la gestión de zonas de producción acuícolas enteras antes de que la industria pueda llegar a ser verdaderamente sostenible.

Este mensaje ya está siendo reconocido por BAP en el desarrollo de su estándar de gestión de zonas, en la revisión propuesta de la norma ASC para incluir la gestión de área y mediante la inclusión de la gestión de área en los criterios adicionales de la herramienta de evaluación comparativa de la Global Sustainable Seafood Initiative (GSSI).

Además de estos desarrollos muy positivos entre las certificaciones, la Sustainable Fisheries Partnership (SFP) está desempeñando un papel activo para promover el enfoque de gestión zonal y apoyar a los actores de la industria que quieren tomar medidas prácticas. En Hainan, China, SFP trabajó con las partes interesadas de la industria para mejorar la sostenibilidad del cultivo de tilapia. Como resultado, este sector ahora está empleando la acuacultura zonal con resultados positivos.

Debemos ser capaces de implementar la acuacultura zonal y alcanzar el cultivo sustentable de productos de mar utilizando un modelo similar. Así como el trabajo diario de los pescadores está necesariamente guiado por objetivos más inmediatos a corto plazo, no podemos esperar que el productor de mariscos promedio se enfoque en el panorama general. Sin embargo, podemos esperar que las empresas productoras integradas verticalmente, los criaderos o los procesadores vean el valor. Estas empresas y otras partes interesadas tienen grandes inversiones y un claro incentivo para apoyar un enfoque zonal general que conduzca a una industria verdaderamente “sostenible.”

Sustainable Fisheries Partnership
Foto de Jack Morales, cortesía de Sustainable Fisheries Partnership.

 

Beaver Street Fisheries y Sea Farms están desarrollando un proyecto de mejora acuícola con procesadores locales y el Shrimp Farmers Club en Surat Thani, Tailandia, para abordar las necesidades de manejo de granjas y zonal para reducir el impacto del síndrome de mortalidad temprana (EMS) y otras enfermedades.

Mediante el fortalecimiento o la creación, de asociaciones de industria locales en las zonas en que se abastecen de productos de mar cultivados, estas empresas pueden ayudar a dirigir a los productores a lo largo de un camino de mejora basado en un Código de Buenas Prácticas desarrollado localmente que incluye una estrategia para controlar conjuntamente las enfermedades.

Este enfoque puede mostrarle al mercado que este es un movimiento a través de toda la industria, no sólo unas pocas granjas aquí y allá. El manejo coordinado de las enfermedades crea una producción más consistente e inocua. Reduce los costos de las granjas individuales para manejar las enfermedades, lo que también beneficia a los productores de pequeñas empresas y proporciona al mercado una mayor confianza en la consistencia y calidad del suministro.

La administración zonal eficaz también puede tener otros beneficios. Por ejemplo, las zonas pueden definirse ellas mismas como marcas distintas en el mercado y lograr la diferenciación de los competidores. La industria de seguros también dará la bienvenida a mayores esfuerzos para reducir los riesgos de producción y esto puede tener beneficios reales para los productores en el futuro a través de un mayor acceso a crédito y seguros.

La industria acuícola está preparada para continuar su dramática expansión en los próximos años, pero necesita evitar las catástrofes que la han atormentado en el pasado. Los riesgos de las enfermedades y la contaminación pueden reducirse dramáticamente con la adopción de estrategias que van más allá del nivel de la granja y abordan los riesgos a través de toda una zona de producción. Hoy tenemos un aumento bienvenido en granjas manejadas de manera responsable; mañana tenemos que ver el logro de una industria sostenible.