News features and technical articles about the evolution of aquaculture, one of the world’s fastest growing industries.

¿Qué dicen las encuestas? Que los productores de salmón pueden ganarse la confianza de los consumidores

Steven Hedlund

Los hallazgos del foro de ACFFA indican una visión generalmente positiva de la acuacultura, a pesar de la mala prensa

los consumidores
Encuestas recientes publicadas indican que las percepciones de los consumidores norteamericanos sobre el salmón del Atlántico de cultivo son generalmente positivas.

En el tribunal de la opinión pública, el jurado aún está deliberando sobre el cultivo de salmón en lugares como Maine, New Brunswick, Nueva Escocia, el estado de Washington y la Columbia Británica. Sin embargo, dos encuestas publicadas el mes pasado mostraron que las percepciones de los consumidores norteamericanos sobre el cultivo de salmón y la acuacultura en general son generalmente positivas.

Publicadas por primera vez en el Global Aquaculture Advocate, las encuestas, compartidas en el Atlantic Canada Fish Farmers Association’s 2018 Aquaculture Forum, celebrado en el Huntsman Fundy Discovery Center en St. Andrews, New Brunswick, del 23 al 25 de octubre, demuestran que los residentes en las áreas de cultivo de salmón de América del Norte apoyan su presencia. Y ver o escuchar informes negativos de los medios no es suficiente para influir en sus actitudes a largo plazo hacia la industria. En todo caso, son ambivalentes.

“Lo que la gente está viendo o escuchando … es lo que usted consideraría es negativo. Están recordando algo en los medios que tiene una connotación negativa,” dijo Christina Waddy, directora general de operaciones de New Brunswick en Corporate Research Associates, quien presentó los hallazgos en el foro.

Como parte de la encuesta telefónica trimestral de la agencia a 401 residentes de Nueva Escocia, realizada en mayo de 2018, se les preguntó a los encuestados si recuerdan haber visto o escuchado algo acerca de la acuacultura en el Atlántico canadiense, y aproximadamente un tercio respondió que “sí.” Entonces se les preguntó qué recordaban haber visto o escuchado. Las cuatro respuestas principales – escapes de peces/interacción con salmones silvestres, enfermedades, efectos ambientales y oposición general a la acuacultura – fueron de naturaleza negativa.

“Luego preguntamos si ver o escuchar eso tiene un impacto en sus [actitudes] generales, y hay un consenso de que no,” dijo Waddy. “Para aquellas personas que indicaron que habían visto o escuchado algo, les preguntamos si causó que sus [actitudes] fueran más favorables, iguales o menos favorables, y tres cuartos indicaron que no tuvo impacto. Entonces, aunque lo que ven o escuchan es negativo, no está afectando sus [actitudes].”

Cuando se le preguntó si el cultivo de salmón es lo mismo que cultivar otros animales, aproximadamente dos tercios de los encuestados estuvieron de acuerdo. “Hicimos esta pregunta en 2014 y 2016, y los resultados han sido bastante estables,” dijo Waddy.

Hay mucha información sobre acuacultura que es positiva.

La creencia de que la agricultura, en general, es algo bueno tiene una mayor influencia en las percepciones de los consumidores hacia la cría de salmón que la cobertura negativa de los medios, según Don Morgan, socio principal y CEO de GMA Research Corp. en Bellevue, Washington. Explicó que la negatividad puede influir en las opiniones reaccionarias, pero no en las actitudes, que él describió como creencias profundamente arraigadas.

“Lo llamo el ‘efecto paraguas’. Es lo que resuena con el tiempo,” dijo Morgan en una entrevista con el Advocate. “Un incidente negativo no es suficiente” para influenciar las actitudes.

En abril de 2018, la agencia de Morgan realizó una encuesta en línea a 700 residentes en el oeste del estado de Washington en nombre de la Asociación de Piscicultores de Washington. La encuesta se realizó solo un mes después de que los legisladores de Washington aprobaran un proyecto de ley que eliminará de manera efectiva la cría de salmón del Atlántico en el estado; el proyecto de ley fue finalmente convertido en ley por el gobernador de Washington, Jay Inlsee. La prohibición de la cría en red a cielo abierto de especies de peces no nativos fue una reacción a una fuga en la granja de salmón del Atlántico de la Isla Cypress de Cooke Aquaculture en agosto de 2017. El incidente generó cobertura en los medios de comunicación regionales y nacionales, con todos, desde pescadores comerciales, pescadores recreativos, conservacionistas, Las Primeras Naciones y políticos opinando en el destino de la industria en Washington.

A pesar de la negatividad, los encuestados en general apoyaron la cría de salmón, dijo Morgan. Más de dos tercios (68 por ciento) de los encuestados estuvieron de acuerdo en que “la cría de salmón es una actividad que se puede realizar de manera sostenible.” Dos tercios coincidieron en que “la producción de peces por acuacultura local es una fuente importante de productos de mar saludables,” mientras que el 60 por ciento estuvo de acuerdo que “la acuacultura de peces de aleta, el cultivo de peces en corrales de redes marinas, es algo que deberíamos estar haciendo más en Washington.” Estos resultados se compartieron por primera vez en el foro de ACFFA.

“Mi conclusión número 1 de la encuesta fue que, a pesar de toda la negatividad, terminamos con una percepción muy positiva de la acuacultura,” dijo Morgan, quien tiene 48 años de experiencia en investigación de opinión y tiene numerosos clientes relacionados con productos del mar, desde productores acuícolas hasta empresarios de restaurantes. “Hay mucha información sobre acuicultura que es positive.”

No todas las encuestas son creadas iguales

No todas las encuestas apoyan la idea de que los residentes de las regiones de cultivo de salmón de América del Norte tienen opiniones favorables de la acuacultura.

En mayo de 2018, la ONG ambientalista con sede en la Columbia Británica Wild First publicó una encuesta que concluyó que casi seis de cada 10 residentes de la Columbia Británica (59 por ciento) acordaron que una prohibición inmediata de la cría de salmón del Atlántico en la provincia es algo que el gobierno debería considerar. La encuesta telefónica de 1,496 residentes de Columbia Británica fue realizada por Mainstreet Research.

“Este es un claro caso democrático para la acción inmediata de los gobiernos provinciales y federales para proteger el salmón salvaje y fomentar la acuacultura sostenible,” dijo Tavish Campbell de Wild First en un comunicado de prensa el 10 de Mayo. (Campbell no devolvió correos electrónicos en busca de comentarios.)

Algunas de las preguntas de la encuesta de Wild First podrían describirse como manipuladoras, entre ellas: “¿Esta Ud. consciente de que las granjas de salmón de redes abiertas contaminan las aguas costeras de B.C. con alimento y desperdicios de pescado?” y “¿Sabe que las granjas de salmón de redes abiertas amenazan a las poblaciones de salmón silvestre con piojos de mar, virus y enfermedades?”

Morgan, quien a menudo testifica como testigo experto en un tribunal cuando se cuestionan las técnicas de inspección, dijo que el tipo de redacción es injusto.

“Estas preguntas son extremadamente manipuladoras,” dijo. “Estas son preguntas de sensibilización asistida o incitada. Tienden a ser muy sesgadas.”

Dada la popularidad del salmón – alrededor del 60 por ciento de todos los productos de mar frescos que se consumen en los Estados Unidos son filetes de salmón del Atlántico de Canadá, Chile, Noruega, Escocia y otros países – los productores tienen la oportunidad de dirigir la narrativa a su favor.

“Puede ser difícil mover el dial en algo como [acuacultura], en lo que [el público] no está pensando en forma regular,” dijo Waddy. “Por lo tanto, es positivo ver que cuando hay noticias [negativas], no se ve una caída significativa en el apoyo.”

Siga al Advocate en Twitter @GAA_Advocate


Ahora que Ud. ha terminado de leer el artículo ...

… esperamos que considere apoyar nuestra misión de documentar la evolución de la industria de la acuacultura global y compartir nuestra vasta red en expansión de los conocimientos de los contribuyentes cada semana.

Al convertirse en miembro de la Global Aquaculture Alliance, se está asegurando de que todo el trabajo pre-competitivo que realizamos a través de los beneficios a los miembros, recursos y eventos (La Academia, The Advocate, GAA Films, GOAL, MyGAA) pueda continuar. Una membresía individual cuesta solo US$50 al año.

Apoye a la GAA y hágase Miembro