News features and technical articles about the evolution of aquaculture, one of the world’s fastest growing industries.

¿Qué hacer con las hiper- tiendas desocupadas? Convertirlas en granjas de peces

Tim Sprinkle

Grupo con sede en Kansas considera que la acuacultura bajo techo transforma los ‘desiertos alimentarios’ del Medio Oeste de los Estados Unidos

granjas de peces
Una instalación operacional de RAS en Missouri para la crianza de tilapia con la que la Innovative Aquaculture Alliance ha trabajado. Foto cortesía de IAA.

La acuacultura puede hacer más que solo producir pescado para el mercado. También puede ser una fuerza para el cambio social positivo en partes del mundo donde el crecimiento económico es difícil de conseguir.

La Innovative Aquaculture Alliance (IAA), una startup en Overland Park, Kansas, está trabajando para traer ese impacto a los Estados Unidos, asociándose con localidades de todo el Medio Oeste para promover la acuacultura como una solución no solo a sus necesidades locales de alimentos sino también a sus economías difíciles, mediante la instalación de granjas de peces en hiper-tiendas desocupadas y otros bienes inmuebles no utilizados.

La idea es expandir el alcance de la acuacultura terrestre basada en RAS a través de la educación y el desarrollo comunitario, al tiempo que se ayuda a las ciudades pequeñas a crear puestos de trabajo, estimular el crecimiento económico y abastecerse de una fuente de alimentos de calidad. El grupo también está trabajando con universidades locales para preparar mejor a una nueva fuerza laboral de profesionales acuícolas capacitados en estas áreas.

Hay una necesidad, más que en ningún otro momento, de llevar las granjas de peces a más regiones del país.

Según la miembro fundadora y directora de marketing, Claire Constant, todo comenzó con cerdos.

“Muchos agricultores que han sido productores de cerdos o de aves de corral en el pasado están muy interesados ​​en aprender sobre la acuacultura.” dijo, y explicó que estas instalaciones pueden reutilizarse para otros usos, incluidas granjas de peces. “Comenzamos a investigar cómo sería arrancar un programa de productores por contrato con los agricultores en el Medio Oeste, para ayudar a expandir la acuacultura en tierra, cuando tropezamos con este impulso accidental con las municipalidades en el área. Las ciudades comenzaron a comunicarse con nosotros diciendo que tenían edificios vacíos en los que les encantaría instalar instalaciones acuícolas.

Y tiene sentido. La infraestructura de una instalación acuícola no necesariamente necesita ser particularmente especializada. Más allá de los tanques, filtros y otras piezas de la granja misma, el espacio protegido es la mayor necesidad de una granja de peces operacional, y eso es algo que las grandes tiendas vacías tienen en abundancia. Los minoristas, incluidos Kmart, Sears, Best Buy y otros cerraron más de 6.400 tiendas en todo el país en 2017, y se espera que esa tendencia se acelere en 2018 a medida que los consumidores adopten las compras en línea y los servicios de entrega a domicilio.

IAA aún no ha instalado ninguna instalación acuícola, pero está trabajando activamente con socios municipales en sus primeros proyectos, centrándose en su propio patio trasero del Medio Oeste para comenzar.

“Lo que estamos descubriendo es que los gobiernos municipales y los ayuntamientos quieren poner algo interesante y útil [en sus propiedades inmobiliarias vacías] que también sea funcional,” dijo Constant. “Honestamente, realmente no ha sido muy convincente porque muchas personas son realmente serias y están interesadas en la industria acuícola. La primera llamada telefónica suele ser, ‘Eh, me pregunto cómo es eso,’ y después de eso crece como una bola de nieve porque la gente está tan interesada e intrigada por la idea de que llegue una granja de peces y ayude a la comunidad.”

granjas de peces
El equipo de IAA (de izquierda a derecha): Claire Constant, Eric Ely, Craig Gordon y Lane Constant.

Problemas viejos, nuevas soluciones

El cultivo de peces llena muchos requisitos para pueblos pequeños, particularmente en las partes económicamente deprimidas del Medio Oeste, según Constant. La instalación de una instalación acuícola en una ciudad brinda acceso a proteínas frescas, nueva vida a las estructuras no utilizadas y nuevas perspectivas de trabajo y capacitación para los residentes locales.

Y podría ayudar a cambiar las sombrías perspectivas económicas de la región.

Vinculado desde hace tiempo a las economías agrícolas y manufactureras de la nación, el Medio Oeste ha estado en declive por décadas. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, el empleo manufacturero caerá a 11,6 millones de empleos en todo el país en 2026, desde casi el doble que en la década de 1970, y la economía manufacturera / agrícola se redujo del 33 por ciento del PIB a solo 12 por ciento los últimos 60 años debido a mejoras en la eficiencia y otros cambios estructurales. La fuerza de trabajo regional de adultos de 25 a 54 años también se está reduciendo en 16 estados mayoritariamente del medio oeste, según The Pew Charitable Trusts, una tendencia que se espera continúe hasta 2040.

La acuacultura podría proporcionar una solución para las comunidades que luchan por recuperar su equilibrio económico frente a estos desafíos.

Ya está comenzando en los colegios universitarios, colegios comunitarios y otras instituciones educativas diseminadas por todo el país, tanto en áreas rurales como urbanas. Los estudiantes ya están estudiando biología, química, agricultura y ciencias animales. La clave ahora es llevar esas habilidades a la acuacultura, para ayudar a crecer tanto a los trabajadores como a la industria.

“Sabemos que la fuerza de trabajo está presente, y también sabemos que habrá una pequeña brecha de capacitación,” dijo Eric Ely, miembro fundador y jefe de las operaciones de logística y ventas de la Alianza Innovadora de Acuacultura. “Pero una vez que eso sucede en esas comunidades locales, eso va a seguir y seguir y seguir. Creemos que nuestra oportunidad aquí es difundir la acuacultura en todo el Medio Oeste y los EE. UU.”

granjas de peces
Una granja operacional de RAS en Colorado que cultiva tilapia con la que la Alianza de Acuacultura Innovadora ha trabajado. Foto cortesía de IAA.

Coma local

Según el  Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, se estima que 54,4 millones de personas, más del 17 por ciento de la población de los EE. UU., viven en los llamados “desiertos alimentarios” o áreas que no cuentan con las tiendas de abarrotes tradicionales. Como resultado, estos residentes no tienen acceso a las mismas opciones de alimentos saludables que muchos de nosotros damos por sentado.

Al mismo tiempo, “local” es una de las tendencias más candentes en alimentos y agricultura y ha estado creciendo exponencialmente durante varios años, según la firma de investigación de mercado Packagingd Facts. Los consumidores estadounidenses gastaron más de $11 mil millones en alimentos locales en 2014 y están en camino de superar los $20 mil millones en 2019. Solo Walmart vende casi $750 millones en productos cultivados localmente anualmente, mientras que tanto como un 40 por ciento de los productos que vende la cadena de supermercados Supervalu proviene de fuentes locales.

Al llevar las granjas de peces al medio del país, la organización quiere introducir una fuente de alimentos saludables en áreas que con demasiada frecuencia no tienen acceso a productos del mar. Y la demanda está aumentando, a medida que más y más estadounidenses consumen productos del mar, gracias a los precios más bajos y a una mejor publicidad de los beneficios para la salud.

“Cada vez más personas son conscientes de lo que están poniendo en sus cuerpos y se dan cuenta de que el pescado es algo de lo que debemos consumir más,” dijo Ely. “Hay una necesidad, más que en ningún otro momento, de establecer granjas de peces en más partes del país. Al mismo tiempo, muchos intentan descubrir cómo pueden mantener sus edificios ocupados en su propiedad y utilizar lo que tienen. El cultivo de peces creo que está satisfaciendo una gran necesidad en este momento.”

Siga al Advocate en Twitter @GAA_Advocate